costco protein powder Foto_autora

steven cao Un día estaba yo en el patio de mi cole, con mi bata roja puesta y los bolsillos llenos de “tesorillos”, cuando llegó el comercial de Anaya al que conozco desde hace años porque es un encanto aunque jamás le había puesto un libro de texto.  Con cara expectante, marcó un número en su móvil y me lo puso en la oreja diciéndome: “Anaya Madrid, que quieren hablar contigo”. Aquí tenéis a esta “sin texto” con la boca abierta recibiendo una invitación formal para editar proyectos “como tú quieras”, me dijeron.  Después de varios meses de “jajajaja, es un honor pero, mirad, es que no se puede porque un proyecto sabemos cómo empieza pero no cómo acaba”, y luego “pero tú dinos cómo podría ser, y nosotras (porque son chicas) diremos a todo que sí”, y después yo “es que no me fío y además somos pocas y vais a vender poco”… y ellas “pero haz un proyecto y lo vemos, pero dinos lo que quieres”, y yo “que no quiero nada, solo que si esto sale a la luz y yo no me siento identificada me muero, que solo quiero autenticidad”… Empecé en esta aventura que tan feliz me hace, tanto sueño me quita y por la que hoy os escribo.

buy uk based facebook likes Quienes me conocéis sabéis que soy una seño “solo seño”, que no me gustan las alturas, al revés, creo que de rodillas se ven mucho mejor las caritas de nuestros niños, que soy de Jaén y por tanto debéis poner acento andaluz a lo que leéis, que tengo 48 años y pienso celebrar los 49 por todo lo alto, como cada vez, con velas y tarta casera de chocolate con galletas, de la que engorda.

buy instagram likes express delivery Aprobé las oposiciones con 21 años, he recorrido sierras, gastado ruedas por las carreteras, criado a mis hijos en casas de maestros en las que por la mañana cazábamos ratones, hasta que ya, con estas canas que tanto me gustan, estoy en el CEIP María Zambrano, debajo de mi casa, donde junto a otras compañeras ­–unas definitivas, otras provisionales– vamos tejiendo redes de participación, de crecimiento personal y profesional, construyendo comunidades donde compartirmos algo más que el currículum.

henry cavill height Hago proyectos desde hace más de 12 años, porque antes no se llamaban así. Antes busqué contextos globalizadores que me permitieran estructurar el currículum como un todo. Tuve la feliz experiencia de pertenecer a un colectivo de psicomotricidad, Jalacha, al que le debo la certeza de que por el cuerpo y las emociones empieza todo. Me he formado con Estela D’Angelo en lenguaje y con Luisa Ruiz Higueras en matemáticas. Y, sobre todo, he tenido la gran suerte de haber vivido mi profesión de manera compartida con un grupo de seños a la sombra del buen árbol de Ana Tobaruela, antigua asesora del CEP de Jaén, que nos ha arropado, animado, entusiasmado, nos ha enseñado a oír las voces de los peques, a mirarnos con lupa pero también con sentido del humor. Una de ellas, Ana Ciudad, es coautora del proyecto El Agua, porque la idea inicial del mismo nos la premió la Junta de Andalucía. Y, para colmo, he tenido la suerte de sentirme querida y “continuada” por todos los maestros que he conocido a través de la red de formación de la Junta de Andalucía, tantos cursos con seguimiento, risas, juegos, a veces angustias, que hemos compartido, maestros de los que guardo casi todas las caras y casi ningún nombre, pero seguro que todos los corazones.

No penséis que ya creo que lo sé todo. Sigo buscando, leyendo, formándome, mirándome, acogiendo prácticas para aprender de ellas, abriendo mi clase a todo el que tenga algo que contar. Tengo mil dudas y una extraña sensación de “vulnerabilidad” cuando veo esos 14 proyectos que están en el mercado. Es como ponerme en un escaparate muy grande para que todo el mundo vea lo que pasa en mi escuela, con mis aciertos y mis errores. Cuando escribo en mi ordenador por las noches me aterra pensar que luego lo vais a leer. Pero tengo unas hadas madrinas en Anaya –Rocío y Ana– y con ellas otros cuantos duendes, que me protegen con su magia y llegan a donde yo no llego. Así que al final vence la profunda alegría de poder compartirlo también, porque a mí me sorprenden cada día las cosas que pasan en mi clase, y con Por Proyectos, lo que me gustaría ante todo es contagiaros esa plenitud.

Ahora que tenemos un blog, por favor, participad. Tenéis que contarme lo que está pasando en vuestra clase. Quiero sentir vuestro vello de punta, oír vuestras risas y compartir las preocupaciones. Llenarme de ese olor a colonia fresca y bocadillo de mantequilla, y contagiarme de vuestros miedos. Porque lo malo compartido es más pequeño y lo bueno siempre mucho más grande. Que nos sintamos parte de un proyecto compartido: volver a leeros el acróstico de Por Proyectos. Esa es la escuela en la que creemos.

buy twitter instagram followers Blanca Aguilar

 

11 Responses »

  1. Blanca Aguilar ha sido la seño de mi hija durante este curso académico y la “maestra” de Ana Belén Cerezo, que la tuvo durante los dos primeros años de infantil en el CEIP María Zambrano de Jaén.

    Quería dejar constancia en estas líneas de la magnífica labor que tanto Blanca, como Mamen (quien también emplea la metodología de los proyectos para enseñar en este colegio) y en su día Ana Belén, están desarrollando con nuestros hijos.

    Es increíble la capacidad que tienen de ilusionarlos a ellos, pero también a los padres, en la aventura de aprender y de crecer como personas con cualquier motivación, ya sean las vacas, las elecciones, los dinosaurios, el cuerpo humano, etc. etc.

    Sin duda la enseñanza por proyectos -tal y como yo la he conocido con ellas- requiere de una implicación muy importante del docente y de las familias en la educación de nuestros hijos, pero merece la pena.

    Nuestros niños son niños curiosos, inquietos, con ganas de aprender, de utilizar todos los recursos que están en su mano para hacerlo (ordenadores, libros, vídeos, revistas, etc.), pequeños que saben trabajar en equipo, hablar en público, formular hipótesis, investigar por si solos o en grupo y que, a su corta edad, son capaces de pensar por sí mismos y de cuestionarse las cosas.

    Este tipo de enseñanza es la que quiero para mis hijos, pero no sólo en infantil, sino para el resto de su vida.

    Gracias Blanca, Ana Belén y Mamen por todo lo que nos habéis dado, por vuestro tiempo y cariño, por la formación integral que dais a nuestros hijos y por vuestra amistad.

  2. He sido orientadora en ese maravilloso colegio, donde conocí a esta bellísima persona, junto a Mamen, y doy fe de la maravillosa y mágica labor que desempeñan con los niños. El problema es la continuidad de esa metodología en las sucesibas etapas escolares, que parece que corta las alas de nuestros enanos. Pero bueno, poco a poco se sigue trabajando por una educación de calidad ofrecida por maestros y senos de gran calidad ( humana).
    Un beso enorme Blanca, porque fue un placer conocerte, trabajar y aprender contigo de tus conocimientos y de tu entusiasmo. Ojala haya muchas senos en nuestros coles con tu espíritu y tus ganas de trabajar para que nuestros hijos aprendan tanto.

  3. Me suscribo al comentario de Inmaculada Herrador.

    TRABAJAR por proyectos requiere una implicación directa de los padres y, en estos tres años, la unión con los hijos se hace muy fuerte.

    Ver la evolución emocional y académica de unos pequeños cuando alguien que no sólo utiliza proyectos, sino que cree en ellos y en los peques, enseña, y no poco, también a los padres lo que sus hijos necesitan. Ellos aprenden que no tienen límites, que serán lo que se propongan ser; sobre todo porque no hay nadie que les diga “eso no puedes hacerlo”.

    Agradezco mucho que mi hijo sea afortunado por formar parte de esto, y yo, tan felizmente. …

  4. Me suscribo al comentario de Inmaculada Herrador.

    TRABAJAR por proyectos no solo desarroya velozmente las capacidades emocionales y académicamente de los peque sino que, al requerir que los padres estén directamente implicados, crea una unión muy fuerte; y estos tres años me lo han enseñado.

    Cuando alguien que trabaja por proyectos no sólo cree en ellos, sino que también cree en esas “fieras”, hace que ellos conozcan que no tienen límites, y que serán lo que se propongan ser. Sobre todo porque no hay nadie a su alrededor que diga “eso no puedes hacerlo”

    Agradezco que mi hijo esté dentro de este “PROYECTO”
    porque veo su evolución en solitario y con el resto de niños. Y agradezco poder verlo y vivirlo; tan orgullosa y felizmente….

  5. Mi hija ha tenido la gran suerte de tener a Blanca este año de maestra, y nosotros, sus padres, estamos maravillados del gran trabajo que ha realizado con ella.

    Blanca no trabaja por proyectos…los vive, los hace suyos, los siente! Y hace que ese sentimiento se traslade a nuestros hijos de tal manera que resulta imposible no quererla.
    La evoluciòn de Alba, es tanta y tan bonita que hace que estos días solo me de pena una cosa: ver que decimos adios a infantil y sobre todo a la seño Blanca!

    A los padres con futuros alumnos de Blanca les deseo tanta felicidad como la que nosotros tenemos de haberla conocido. A ella solo puedo desearle muchos buenos momentos con mas y mas de estos pequeños diablillos que tenemos en casa y a los que tanto quiere y enseña.

    Gracias por todo!!

  6. Que decir de ella mi seño Blanca tan distinta,tan cariñosa,tan positiva siempre.Solo darte las gracias por Ser como eres,por ser siempre tus niñas porque eso no cambiara nunca.Que te quiero mucho y que la Grego como tu la llamabas estara tan orgullosa de ti.Desearte siempre lo mejor a ti y a Paco y a los niños,bueno ya no tan niños un abrazo.

  7. Soy uno de los primeros alumnos que tuvo Blanca, cuando comenzó a dar clases en Torres. Como bien ella nos dijo en su día, fuimos su primera promoción completa.
    De ella aprendí, con 4 años, a leer y a escribir. A contar y las operaciones básicas. Pero sobre todo aprendí a que hay que vaciarse en lo que uno se propone. Hay que entregarse y hacerlo todo con ilusión y pasión.
    Cuando hace unos años nos juntamos todos los de nuestra edad de Torres para celebrar el cuarto de siglo, inmediatamente se nos vino su imagen a la cabeza y queríamos que nuestra seño Blanca estuviese con nosotros, que viese en qué nos habíamos convertido aquellos mocosos llorones de un pequeño pueblo perdido en Sierra Mágina.

    Gracias seño!

  8. Soy otro padre del Colegio Público Maria Zambrano de Jaén que este año ha disfrutado de la seño Blanca en el último año de infantil, que al igual que los dos años anteriores, con la seño Ana Belén, trabajan con los Proyectos, esos gran “desconocidos”. Y lo digo en primera persona porque, junto a mi hija Celia, he podido ver de cerca el altísimo nivel de implicación que conlleva, pero sobre todo, las ganas, energías y entusiasmo que entregan cada día; y que los padres y madres deberíamos aprender a poner en práctica en nuestros propios trabajos, en nuestra propia vida, en nuestros propios PROYECTOS…. nuestros hijos ya lo han hecho. Gracias.

  9. No he conocido nunca una profesora como ella dispuesta a echar horas de más por sus niños y disfrutando de hacerlo, tan cariñosa con ellos y con nosotros los padres que nos dejamos querer por ella, mi hija Valeria llora cuando esta mala y no puede ir al cole eso dice mucho de ti Blanca que nuestros niños no quieren perderse ni un día sin estar contigo, solo ha sido un año ojalá hubieran sido diez te vamos a echar mucho de menos pero me alegro que hallas estado aunque sea un año con mi hija porque seguro que siempre te recordará.

  10. Actualmente trabajo como técnico de transferencia y profesor asociado en la Universidad de Jaén. Mi experiencia con estudiantes e investigadores de la universidad, tanto en el plano de la innovación como en el de la docencia, me muestra, en demasiadas ocasiones, las carencias de un sistema educativo anclado en el pasado. Un sistema unidireccional donde el alumnado es mero espectador. Creo que deberíamos apostar por iniciativas donde nuestros pequeños, desde sus primeros años, afronten retos y sean los protagonistas de su propio desarrollo como personas. La enseñanza por proyectos potencia el talento y la creatividad de los niños y niñas para ayudarles a ser autónomos, competentes, solidarios y felices. Como padre me siento afortunado de haber coincidido con la seño Blanca Blanca, una profesional que apuesta por las personas y que vive y nos hace vivir con ilusión la educación de nuestros hijos. Gracias Blanca.

  11. Como madre de una niña de 6 años del colegio María Zambrano, no tengo palabras para valorar, agradecer y expresar lo que ha supuesto para mi y sobre todo para mi hija el pasar esta etapa tan maravillosa, trabajando de una forma tan especial que hacen que ir al cole sea una aventura diaria. Todo ello gracias a unas profesoras que se dejan la piel en ello, que vuelcan todo su ser en el desarrollo de nuestros niños. Gracias Ana Belén, gracias Blanca, gracias Mamem. Gracias por haber puesto esta semilla de motivación en la carrera del aprendizaje de nuestros pequeños que no debe terminar mientras vivamos.
    Es todo un lujo contar contigo Blanca y saber que cuentas conmigo porque así me ayudas a que mi hija crezca no sólo en estatura, sino como persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*